Slow Food, la historia de una idea

Slow Food fue creado por Carlo Petrini y un grupo de activistas en la década de 1980 con el objetivo inicial de defender las tradiciones regionales, la buena comida, el placer gastronómico y un ritmo más lento de la vida. En más de dos décadas de historia, el movimiento ha evolucionado para abarcar un enfoque global de los alimentos que reconoce las fuertes conexiones entre el plato, el planeta, la gente, la política y la cultura. Hoy Slow Food representa un movimiento mundial que involucra a miles de proyectos y millones de personas en más de 160 países.